martes, 7 de junio de 2016

LA YEMA DEL HUEVO NO ENGORDA!!!


Les juro que cada vez que oigo que alguien tira una yema de huevo a la basura, me da como una punzada en el estómago. Es como si pensara que la yema es el corazón del huevo, y que tirándola, lo están matando. 

Las excusas para deshacerse de la yema, siempre son dos (a cuál más triste, falsa):

1. La yema tiene colesterol
2. La yema engorda

En cuanto al punto 1, el colesterol alimentario NO SE TRANSFORMA automáticamente en colesterol sanguíneo, así que demos por desterrado ya ese mito.

En cuanto al 2, es cierto que la yema es la que alberga la porción grasa del huevo, pero ya es hora de dejar de demonizar a la pobre grasa!

La grasa es un componente fundamental de la dieta, y juega un papel más importante en la pérdida de peso que en la ganancia. Una yema tiene solo 7.8g de grasa, que te va a aportar menos de 60 calorías, y que a cambio, te va a permitir absorber el resto de nutrientes beneficiosos que nos aporta la yema (vitaminas liposolubles y antioxidantes sobre todo). La yema también nos aporta:

Ácidos grasos omega 3, concretamente los 3 más aclamados: ALA, EPA y DHA
Proteínas: La yema contiene casi la misma cantidad que la clara
Vitaminas: A las del grupo B (sobre todo B12) hay que sumarle las liposolubles (Vit A, D o E) que por cierto, sólo se absorben en presencia de grasa.
Minerales: La yema destaca en potasio, fósforo, hierro y calcio. La clara en ninguno.
Antioxidantes: La luteina y el Coenzima Q tambien son exclusivos de la yema, y también son liposolubles, por lo que al retirar la yema, les estarás diciendo adiós. Otra particularidad sobre el CoQ del huevo es que se pierde al freirlo, pero no al hervirlo, por lo que si evitas someterlo a calor extremo, lo tendrás todo para ti.

Igual que ocurre con la fruta, parece que hay más beneficio en comer el alimento completo que en separar sus partes. En resumen, renunciar a las propiedades de la yema del huevo no le va a salir nada rentable. Si incluimos su grasa en los macros de una dieta, y siempre que no abusemos, podremos beneficiarnos de su gran sabor y sus múltiples bondades. No lo olvide.

Ayúdenme a difundir esta información. Podrían estar ayudando a más personas de las que creen.

César A. Bretón 
Salud!
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada